En la Bretaña francesa, en concreto el Ayuntamiento de Saint Maló, ha decidido cortar durante dos meses la carretera de tal modo que los sapos tuviesen una mayor reproducción ya que el año pasado tuvieron una alta mortalidad debido al transito vehicular. Leer más.

Share this post
FaceBook  Twitter