Finalizado el 5º congreso de víperidos la noche anterior, la mañana del día 15 de mayo partimos de Chefchaouen con destino a Marrakech. Teníamos por delante un viaje extenuante y caótico debido al gran número de participantes y al respectivo convoy que la situación requería -una furgoneta, dos todoterrenos y un minibus, nada menos-. Evidentemente no era la forma más cómoda de hacer un viaje, pero era lo que tocaba en esta ocasión. Poner en marcha a treinta personas de muy diversa índole y edad, no resulta nada sencillo y por razones obvias una simple parada a llenar -y vaciar- depósitos, se convertía fácilmente en una larga pérdida de tiempo. Leer más.

https://1.bp.blogspot.com/-dSxs6OMuox0/Wlt1RK7BzXI/AAAAAAAAF70/bKLj66S0rpgO4TOiLka0YMuMg5lzuMcQgCLcBGAs/s1600/20170516_3420170516_160544E-30.jpg

Share this post
FaceBook  Twitter