El voluntariado es imprescindible para proteger una de las zonas de anidación mas amenazadas del mundo. Pero al mismo tiempo, los voluntarios tienen la oportunidad de estudiar cientos de tortugas y de nidos, colaborar en censos, programas de marcaje y recaptura, el traslado de cientos de nidos a zonas seguras y la liberación al mar de decenas de miles de tortuguitas. También se puede colaborar en estudios científicos.

Hay más información detallada en https://www.facebook.com/bioscaboverde/

 

Share this post
FaceBook  Twitter