En un esfuerzo por erradicar esta ecotragedia, el Servicio Federal de Pesca y Fauna Silvestre de los Estados Unidos (USFWS) publicó un decreto en enero de 2016 que prohibió que se importaran 201 especies de salamandras a los Estados Unidos en concordancia con la Ley Lacey. Pero ahora algunos científicos, dada la información nueva sobre la propagación del Bsal y sus portadores potenciales, afirman que esta prohibición no es suficiente. Leer más.

https://imgs.mongabay.com/wp-content/uploads/sites/20/2018/10/30152440/Batrachochytrium_salamandrivorans_clinical_signs_and_pathology.jpg

Share this post
FaceBook  Twitter