El robusto sapo balear endémico (Bufotes balearicus) ha encontrado en la sede de la Fundació Vida Silvestre Mediterrànea (FVSM) en la finca de Son Pons en Campanet un particular «paraíso temporal». Los expertos le han construido una balsa artificial. Se trata de un «hábitat óptimo para su reproducción», que tendrá además un uso educativo para sensibilizar a la población general de Balears sobre las dificultades de conservación de esta especie que se encuentra también en Córcega, Cerdeña y Sicilia. Leer más.

https://uh.gsstatic.es/sfAttachPlugin/getCachedContent/id/1047629/width/515/height/343

Share this post
FaceBook  Twitter