Los próximos 4 y 5 de julio se realizarán jornadas de voluntariado para adecuar dos microhumedales en Zumaia y Oiartzun. Los pequeños humedales tienen una relevancia ambiental, por eso, hace más de 20 años la Sociedad de Ciencias Aranzadi inició una línea de trabajo para su recuperación. Desde entonces, se está tejiendo una extensa y consistente red de charcas, todo ello, con el objetivo de conservar la biodiversidad que depende de estos medios acuáticos. En unos 50 municipios del País Vasco, a lo largo de los últimos 21 años se han construido y restaurado unos 300 microhumedales. De esta manera se han creado humedales físicamente pequeños pero de enorme riqueza biológica. Leer más.

 

http://www.aranzadi.eus/wp-content/files_mf/cache/th_60b5cebbfabcc6be45f901c4d7a49537_1593511346Foto2.JPG

Share this post
FaceBook  Twitter