La artimaña logró su efecto: en una bolsa de tela que llevaba colgada del retrovisor izquierdo llevaba 69 ranas. Como estaban vivas, los agentes de la Guardia Civil las devolvieron al agua. Se trata de ejemplares de especies no pescables en Castilla y León, donde pescaba el anciano, de manera que los han propuesto para sanción al infractor. Leer más.

https://imagenes.heraldo.es/files/image_990_v1/uploads/imagenes/2020/07/14/momento-en-que-la-guardia-civil-intercepta-al-anciano-pescando-ranas.jpeg

Share this post
FaceBook  Twitter