Asegurar el éxito de la descendencia de las tortugas boba, cuyas hembras se están "aventurando" a nidificar inesperadamente en nuevas playas, como ha ocurrido en Fuengirola, llenas de obstáculos, personas, excesiva iluminación y maquinaria es clave para la supervivencia de ese reptil milenario ahora amenazado. Leer más.

https://fotos02.laopiniondemalaga.es/2020/08/05/1024x341/eepuoswsaais04.jpg

Share this post
FaceBook  Twitter