Recientes estudios moleculares han determinado que la mayor parte de las tortugas bobas que llegan hasta el litoral español tienen un origen atlántico. Proceden de las zonas de nidificación situadas en la costa sureste de Estados Unidos, el archipiélago africano de Cabo Verde y el Gran Caribe. La presencia de tortugas procedentes del Mediterráneo oriental es muy importante en el norte de la Comunidad Valenciana y Cataluña, pero marginal en el resto de nuestras costas, incluso en Baleares. Leer más.

Share this post
FaceBook  Twitter