Si le muerde una víbora, mantenga la calma. Ante todo relájese, así evitará que el veneno se extienda más rápidamente. No haga nada más, solo acudir lo antes que pueda a un hospital o un centro médico. Y tampoco se extrañe de que le haya pasado. Leer más.

Share this post
FaceBook  Twitter