Los ecologistas han explicado en un comunicado que, a lo largo de tres kilómetros de carretera, han aparecido atropellados entre 10.000 y 15.000 anfibios, mayoritariamente gallipatos, pero también, y en menor número, culebras de collar y sapos corredores.
Los gallipatos (Pleurodeles waltl) son importantes para la cadena trófica al alimentarse de mosquitos y otros insectos y por pertenecer a la dieta de aves y reptiles.
Tras las lluvias, los anfibios salen a campo abierto para reproducirse o alimentarse, momento en el que son atropellados en sus desplazamientos, al cruzar el asfalto.

Leer más.

Share this post
FaceBook  Twitter